martes, 1 de mayo de 2018

Apodíctico


   0655 158 01

APODÍCTICO


-Emilio, ¿qué significa APODÍCTICO?

-APODÍCTICO es un adjetivo que significa convincente aquello que ha de ser absolutamente cierto, necesariamente válido… en lógica esta voz describe una verdad concluyente que no deja lugar a duda o discusión…

-¿Me podrías dar sinónimos de APODÍCTICO?

      •          convincente
•          incontrovertible
•          incuestionable 
•          indiscutible
•          irrefutable 
•          necesariamente válido.

-Por favor, Emilio, ¿no me podrías dar un ejemplo para que lo entienda?

-Un ejemplo de verdad APODÍCTICO sería un silogismo cuyas premisas no admiten contradicción; por ejemplo:

"Todos los hombres son mortales; Javier es hombre, luego Javier es mortal…"

-La palabra APODÍCTICO se aplica también a un estilo de argumentación en el que la persona presenta un razonamiento como verdad categórica, sea o no necesario hacerlo.

       -En cualquier caso, el concepto de algo "absolutamente cierto y necesariamente exento de discusión" es un tanto inquietante.

       -Como puedes darte cuenta, Marcela, en los siguientes ejemplos las aseveraciones no son reales sino subjetivas:

“Tu amor, lacerantemente idealista… desmenuza mi racionalidad formando volutas de futuro nihilista…”

“Tus punzantes recuerdos destrozan el tejido de mi oscura realidad iluminando con sombras el arco iris de la negra coraza que protege mi corazón...”

-¿De dónde proviene la palabra APODÍCTICO?

-En la lógica aristotélica, una expresión es APODÍCTICA (en griego, 'demostrable') si se refiere a una proposición demostrable, que es necesaria o evidentemente cierta o válida, o por el contrario, que es forzosamente falsa o inválida.

-Las proposiciones APODÍCTICAS difieren de las asertóricas, que meramente aseveran que algo es o no, y de la proposiciones problemáticas, que expresan únicamente la posibilidad que algo sea verdad.

-Por ejemplo... 

“Dos por dos es igual a cuatro” es APODÍCTICA.

 “Puebla es más grande que Tlaxcala” es asertórica.

“Una empresa puede ser más rica que un país” es problemática.

-En la lógica aristotélica, APODÍCTICO se opone a dialéctico, de la misma forma que una prueba científica difiere de algo probable como un dogma religios.

-Problemáticos son aquellos juicios en los cuales el afirmar o negar se admite sólo como posible (voluntario).

-Asertóricos, cuando es considerado como real (verdadero).

-APODÍCTICOS son aquellos en los cuales se advierte como necesario.

-La expresión APODÍCTICA se aplica también a un estilo de argumentación en el que la persona presenta un razonamiento como verdad categórica, sea o no necesario hacerlo.

-La razón suprema de muchas discusiones es “porque lo digo yo” y “no hay más que hablar”.

-Es decir, no se admiten argumentos en contrario. Podríamos decir también que se trata de una técnica asertiva.

-Ese estilo APODÍCTICO se introduce incluso en los carteles y avisos de toda índole.

-Por ejemplo, puede verse este aviso:

“Queda terminantemente prohibido” o “totalmente prohibido” lo que sea.

-Se queda uno intrigado sobre lo que podría ser el “parcialmente prohibido”.

-Hay gente que ni vence ni convence que abusa de las expresiones APODÍCTICAS indevidamente.

-Es lo que se puede llamar su carácter APODÍCTICO, esto es, las afirmaciones o declaraciones que desean pasar por evidentes, indiscutibles.

-¡A ver!, Emilio, ¡dame ejemplos!

“Esto lo digo por activa, por pasiva y por perifrástica”.

-No cabe mayor evidencia. Suele ocurrir que se trata de una afirmación muy dudosa que admite muchas observaciones en contrario.

-Para eso está el lenguaje APODÍCTICO, para que el contrincante se quede sin argumentos.

“De una vez por todas”.

-No se entiende bien lo que quiere decir. Simplemente se enuncia así para indicar que ya no se va a repetir más, que la cosa está suficientemente clara, que es definitiva.

“Nada más y nada menos”.

Se antepone a una cifra, un dato, un hecho que se quiere resaltar por ser terminante, significativo.

 -Cualquier nimiedad adquiere un carácter solemne o extraordinario cuando se acompaña de esa cláusula.

-Una variación del lenguaje APODÍCTICO consiste en introducir adverbios en apoyo de la tesis de que no hay discusión posible, no hay más que hablar.

-Sirven muy bien los siguientes:

•          básicamente;
•          absolutamente;
•          indiscutiblemente;
•          evidentemente.

-Es curioso que, ante esos adverbios, el interlocutor no sepa argüir que las cosas pueden ser de otro modo.

-¡A ver!, !dame un ejemplo!

-Cuando se dice “absolutamente”, lo que sigue suele ser muy relativo o débil. El adverbio da una fuerza especial a lo que se afirma.

-Cuando se aduce algo que es “única y exclusivamente”, lo normal es que no sea tan único ni tan exclusivo.

-Los abogados abusan mucho de las locuciones APODÍCTICAS.

-En los juicios sucede que muchas pruebas están muy lejos de ser evidentes para las dos partes.

-Una cláusula APODÍCTICO de moda es “sí o sí”, esto es, no caben alternativas, lo que sigue es obligado, necesario, indiscutible.

-Es algo así como “o lo tomas o lo dejas” sin ninguna otra opción.

-¿Cómo se puede contrarrestar una acción APODÍCTICA?

-La única forma de contrarrestar una acción APODÍCTICA es argüir que “ese no es el debate” o bien “ese es otro debate”. 

-Es decir, se revate con otra réplica APODÍCTICA que nadie suele poner en duda, o sea, un clavo saca a otro.
-----------------------------------------------------------------------
Adaptado de un artículo del profesor Amando de Miguel, 
La Libertad Digital.
-----------------------------------------------------------------------


No hay comentarios: