jueves, 19 de enero de 2017

Ajo

     D3312 0B8 20 

AJO

 . -¿Qué me puedes decir del ajo?

  -El ajo, es una hortaliza cuyo bulbo se emplea comúnmente en la cocina mediterránea.

  -Tiene un sabor fuerte (especialmente estando crudo) y ligeramente picante.

  -Tradicionalmente se agrupaba dentro de la familia de las liliáceas pero actualmente se lo ubica dentro de la subfamilia de las alióideas de las amarilidáceas.

  -¿Cuáles son las variedades de ajo que existen?

a)  Según el tipo de tallo:
• Ajo de cuello duro: El tallo posee floración y genera hijuelos.
• Ajo de cuello blando: Debido a que no produce hijuelos, tienen mejor rendimiento, ya que sólo utilizan la energía para la producción del bulbo.

-También resisten períodos de almacenamiento más prolongados en comparación con el ajo de cuello duro.



b)  Según la coloración:
• Ajo blanco: Aptos para el consumo en seco. (envoltura de dientes plateada, tardío, se consumen secos).
  • Ajo rosado: Generalmente son más tempranos en su maduración que los blancos. (envoltura de dientes rosácea, se consumen tiernos, precoz).



• Ajo rojo: (envoltura roja, la pigmentación pasa a los dientes de color rojo, dientes gruesos y cortos, más precoces que los blancos).

  -¿Cuál es el origen del ajo?

  -Aunque posee un origen incierto, se le considera oriundo de Asia, desde donde se extendió a toda Europa, y desde allí hacia América, por medio de los conquistadores españoles.



  -En Egipto era consumido, ya que se le atribuían propiedades fortificantes y revigorizantes.

  -Durante los tiempos de la Grecia y Roma antigua, era consumido principalmente por soldados, navegantes y campesinos.

  -Los gladiadores eran muy aficionados a su consumo por las propiedades excitantes de la libido que se le atribuían.

  -En la Edad Media ya se usaba con fines terapéuticos, generalmente para combatir enfermedades bacterianas.

  -Durante la Primera Guerra Mundial se empleó como antiséptico externo para desinfectar heridas cuando no se disponía de los antisépticos habituales.
  
-Actualmente es cultivado y consumido en todo el mundo y también utilizado como componente de muchas recetas farmacéuticas.

  -¿Qué tan toxico es el ajo?

  -La toxicidad del ajo es muy escasa.

  -El uso del ajo en dosis elevadas, especialmente crudo o en extractos, está desaconsejado en casos de hemorragia, ya sea de causa traumática (heridas, accidentes, etc.) o menstrual (reglas abundantes).
  
-Así pues, debido a su acción anticoagulante, dosis altas de ajo pueden prolongar las hemorragias y dificultar los procesos de coagulación.
  
-Asimismo, su ingestión continuada y abusiva (habitualmente más de tres o cuatro grandes al día) puede provocar una cierta irritación en la estómago y así originar dolores abdominales, náuseas, vómitos, diarreas, etc.
  
-Puede también generar estos mismos efectos en personas que ingieren ajo teniendo el estómago vacío.
  
-No es aconsejable la ingestión durante la lactancia, ya que los sulfóxidos pueden acceder a la leche materna y conferirle un sabor desagradable, pero no se conoce en detalle cómo afecta su ingesta en niños.

Ajo rojos españoles

  -El singular aroma de los ajos de Arándiga atrajo a centenares de zaragozanos hasta los porches del Auditorio, donde este fin de semana se ha celebrado la VIII Feria del Ajo de Arándiga.
  
-El objetivo de esta feria, organizada por el Ayuntamiento de Arándiga es el de dar a conocer el "ajo rojo", un producto de primerísima calidad y autóctono de la comunidad aragonesa.
  
-Cerca de una veintena de agricultores han vendido este fin de semana trenzas de ajos, etiquetadas todas ellas con la denominación de calidad del ajo autóctono de Arándiga, y así se podía leer en las bolsas en las que los compradores zaragozanos se llevaban las grandes ristras de este producto.
  
-Uno de los agricultores de Arándiga que se desplazó hasta la capital aragonesa este fin de semana explicó que una trenza con 50 cabezas de ajos "puede pesar entre tres y cinco kilos, según el tamaño de las cabezas".
El mismo vendedor señaló que "el precio del producto, que oscila entre cinco y nueve euros, dependiendo de la calidad y el tamaño, y su largo período de conservación, de hasta diez meses desde el momento de su recolección, animan a los compradores a llevarse el producto".
  
-Además de la venta de este producto, también se han realizado muestras de trenzado en horcas y los visitantes han podido observar ristras de hasta un metro de altura.

  -¿Qué peculiaridades tiene el ajo rojo de España?

  -El ajo de Arándiga se distingue porque pertenece a la variedad del ajo rojo, que presenta un color morado y pica un poco más, aunque resulta más agradable al paladar. 
  
-En la localidad zaragozana de Arándiga el cultivo de ajo se hace todavía de forma totalmente artesanal. Este hecho, unido a la particularidad de la tierra en que se cultiva y al agua de regadío, proveniente del Moncayo, hacen del ajo de Arándiga un producto de gran sabor y primerísima calidad.
  
-Sin embargo, en los últimos años el mercado aragonés del ajo se ha visto acaparado por el ajo de China.

  -Este es uno de los motivos que ha llevado a los agricultores y al Ayuntamiento de Arándiga a impulsar esta feria para potenciar así el consumo de ajo autóctono dentro de la comunidad aragonesa.

  -Emilio, ¿cuál es la clasificación científica del ajo?



     Clasificación científica

Reino:                   Plantae
División:                 Magnoliophyta
Clase:                    Liliopsida
Orden:                   Asparagales
Familia:                  Amaryllidaceae
Subfamilia:              Allioideae
Tribu:                    Allieae
Género:                   Allium
Especie:                  A. sativum
Nombre binomial:        Allium sativum

--------------------------------------------------------------------------------------------

martes, 17 de enero de 2017

El Racismo Recupera el Permiso

     0192 186 04

EL RACISMO RECUPERA EL PERMISO

Lorenzo Meyer
Agosto 04, 2016

El discurso con tonos racistas ha vuelto a ganar legitimidad en sectores de la sociedad norteamericana, y en buena medida lo ha hecho a costa de México y los mexicanos.

Entre las cosas que estamos obligados a examinar en la campaña electoral norteamericana se encuentra esta: 

“En abierto desafío a lo que por mucho tiempo se ha considerado como aceptable en el lenguaje y en las actitudes políticas modernas, el señor Trump (candidato presidencial republicano) rompió los límites que por mucho tiempo constriñeron la discusión racial en Estados Unidos” (The New York Times, 13 de julio). Y esa ruptura ha despertado y transformado en fuerza política el sentimiento racista que desde su origen ha albergado una parte de la sociedad norteamericana. 

Un racismo que, por lo que a los mexicanos indocumentados se refiere, puede no ser mayoritario, pero sí importante.

Indicadores como la estructura social, la animosidad persistente entre policías y minorías o el color de la población encarcelada, permiten afirmar que la secular tensión entre blancos y negros en Estados Unidos se mantiene. 

Sin embargo, la complicada y violenta historia racial de ese país ha llevado a que sea públicamente inaceptable que el grupo históricamente dominante, el de los blancos, use un discurso anti afroamericano. 

Ahora bien, desde el inicio mismo de su campaña, el candidato presidencial Donald Trump encontró la manera de relegitimar públicamente una argumentación con elementos racistas al dirigirla no contra los afroamericanos sino contra dos minorías a las que presentó como peligrosas para el interés y la seguridad nacionales: la mexicana y la musulmana. 

Una vez legitimado el ataque contra un grupo racial y otro religioso, se facilitará extenderlo a otras colectividades.

El argumento de Trump –aplaudido por un grupo de ciudadanos blancos que por razones demográficas y económicas siente amenazada su posición histórica como esencia de lo norteamericano– ataca a la comunidad mexicana en Estados Unidos porque supuestamente alberga a varios millones de “transgresores de la ley”, es decir, de trabajadores indocumentados pero muy utilizados en los escalones más bajos de la economía del país vecino.

Es esa ilegalidad migratoria que obviamente no tienen los afroamericanos, la que permitió primero a Trump catalogar a los mexicanos indocumentados como, básicamente, criminales para luego incluir como poco confiables a los ya nacidos en Estados Unidos, como el juez federal Gonzalo Curiel, pues, para Trump, sus raíces mexicanas no lo hacen idóneo para el puesto. Poco importa que las estadísticas muestran que los indocumentados mexicanos, como conjunto, cometen menos crímenes violentos que el promedio de los norteamericanos, Trump ya les asignó su papel como criminales, (The Wall Street Journal, 14 de julio, 2015).

El anti mexicanismo de Trump abarca no sólo a los mexicanos y sus descendientes al norte del Río Bravo ¡también a los del sur! Para el millonario neoyorquino, el TLCAN, en vigor desde hace 22 años, no ha sido otra cosa que un robo de empleos industriales. Y es que, según Trump y sus seguidores, las plantas que las empresas norteamericanas han abierto en México son causa directa de la decadencia industrial norteamericana y del empobrecimiento de sus trabajadores, (Reuters, 28 de junio, http://www.reuters.com/article/us-usa-election-idUSKCN0ZE0Z0).

Llover sobre Mojado. 

El racismo es un viejo conocido de los mexicanos. Las sociedades originales de nuestro país fueron incorporadas a la primera globalización en el siglo XVI en calidad de subordinadas. Las diferencias raciales se implantaron en las bases mismas de las estructuras del Reino de la Nueva España. Y ese reino se estructuró para hacer convivir como esencialmente desiguales a la pequeña “república de los españoles” con las “repúblicas de indios”. Ambas estaban conformadas por súbditos de Su Católica Majestad, iguales ante los ojos de Dios, pero muy diferentes en cuanto a sus derechos y obligaciones en este mundo.

El racismo colonial que justificaba la explotación de los muchos por los pocos no desapareció con la independencia. Simplemente se cubrió con el manto de la igualdad republicana. Luego, a ese racismo interno se le agregó otro: el externo. Este último se manifestó cuando el México independiente tuvo que relacionarse directamente con las grandes potencias europeas y con Estados Unidos en situaciones de gran y creciente asimetría de poder.

La discriminación de los mexicanos en Estados Unidos hoy está enmarcada por las dos derrotas militares del siglo XIX: la pérdida de Texas primero (1836) y la guerra de 1846-1848 después. Y el fenómeno se acentuó en el siglo XX con la migración masiva de mexicanos pobres en busca de trabajo en la expansiva economía norteamericana, especialmente a partir del programa bracero propiciado por la II Guerra Mundial.

Si Trump llegara a ser presidente, el agresivo nacionalismo de un sector de los blancos norteamericanos podría transformarse en un problema serio e inmediato para México, pero incluso si el republicano es derrotado, el problema ya no va a desaparecer. Y no desaparecerá el anti mexicanismo norteamericano actual porque nace de fenómenos no pasajeros: el resentimiento de numerosos blancos ante su pérdida de status y la mala imagen internacional de México.

¿Cómo reaccionar ante la hostilidad de esos vecinos del norte? 

Ese debe ser un tema central de nuestra agenda nacional ahora y en la que se formule para el 2018.

——————————————————————
agenda_ciudadana@hotmail.com

——————————————————————

Huracán

      0172 117 15

HURACÁN




-¿Qué es un huracán?

-Es uno de los más devastadores fenómenos meteorológicos ya que son capaces de destruir grandes superficies y territorios alcanzando velocidades que pueden superar los 250 km/h. Las causas de los huracanes son muy variadas y de procedencia distinta. 

-Existen numerosos factores que influyen en la aparición de los huracanes, desde los fenómenos meteorológicos, pasando por las regiones en las que se originan, hasta la propia estructura del huracán. 

-Los huracanes son las tormentas más grandes y violentas de la Tierra. 

-Los huracanes tienen distintos nombres según la zona o la región en la que se producen. Así se le llama ciclón tropical en el Caribe, tifón en el Océano Índico y mar de Japón, baguío en Filipinas y willy-willy en Australia.

-También puede recibir nombres distintos atendiendo a la velocidad a la que se produce:

Depresión Tropical: son vientos cuya velocidad máxima a nivel del mar es
inferior o igual a 62 km/h.

Tormenta tropical ciclón tropical de núcleo caliente, cuyo viento máximo a
nivel del mar oscila entre los 63 y los 117 km/h.

Huracán: ciclón tropical de núcleo caliente cuya velocidad media a nivel
del mar puede ser de 118 km/h o superior, dependiendo de la categoría
del huracán.

-El término científico para todas estas tormentas es ciclón tropical. 

-Sólo los ciclones tropicales que se forman sobre el Océano Atlántico y el Océano Pacífico oriental se llaman "huracanes".

-Estas mismas tormentas tropicales son conocidos como ciclones en el norte del Océano Indico y la Bahía de Bengala, y como tifones en el Océano Pacífico occidental.

-Como sea que se les llamen, todos los ciclones tropicales se forman de la misma manera.

-Los huracanes son enormes motores de calor que generan energía en una escala asombrosa. Ellos extraer el calor del aire caliente y húmedo del océano y la liberación a través de la condensación del vapor de agua en las tormentas.

-Una sola tormenta puede causar estragos en poblaciones costeras e interiores y en espacios naturales en cientos de kilómetros cuadrados. 


-Cuando un huracán toca tierra, a menudo produce una marejada devastadora que puede alcanzar los 6 metros de altura y se extienden por casi 161 kilómetros. El 90% de todas las muertes resultan de huracanes.

-¿Cuáles son las causas de los huracanes?

-Cuando el aire cálido y húmedo se eleva y se enfría, el agua en el aire forma nubes. Todo el sistema de nubes y aire gira y crece, alimentado por el calor del océano y el agua que se evapora de la superficie.

-Las tormentas que se forman al norte del ecuador giran en sentido contrario a las manecillas del reloj.

-Las tormentas al sur del ecuador, giran en el sentido de las manecillas del reloj. Esta diferencia se debe a que la Tierra gira sobre su eje. Al girar el sistema de tormenta cada vez más rápido, se forma un ojo en el centro. En el ojo todo es muy tranquilo y claro, con una presión de aire muy baja. El aire de presión alta superior baja hacia el interior del ojo.

-Cuando los vientos en la tormenta giratoria alcanzan 63.7 kmph, la tormenta se denomina “tormenta tropical”. Y cuando alcanzan 120 kmph, se considera oficialmente que la tormenta es un “ciclón tropical", o huracán.

-Los ciclones tropicales por lo general se debilitan cuando tocan tierra, porque ya no se pueden "alimentar" de la energía proveniente de los océanos templados. 

-Sin embargo, a menudo avanzan bastante tierra adentro causando mucho daño por la lluvia y el viento antes de desaparecer por completo.

-¿Cómo se miden los huracanes?

-Cuando una tormenta alcanza 119 kilómetros por hora se convierte en un huracán y se gana un número de categoría de 1 a 5 en la escala Saffir-Simpson.

-¿En qué consiste la escala Saffir-Simpson?

-La escala de huracanes de Saffir-Simpson es una que clasifica los ciclones tropicales según la intensidad del viento.

-Fue desarrollada en 1969 por el ingeniero Herbert Saffir y el director del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, Robert Simpson.

-En el desarrollo de su estudio, Saffir se percató de que no había una escala apropiada para describir los efectos de los huracanes. 

-Apreciando la utilidad de la escala sismológica de Richter para describir terremotos, inventó una escala de cinco niveles, basada en la velocidad del viento, que describía los posibles daños en edificios.

 

-Posteriormente Simpson añadiría a la escala los efectos del oleaje e inundaciones. No son tenidas en cuenta ni la cantidad de precipitación ni la situación, lo que significa que un huracán de categoría 3 que afecte a una gran ciudad puede causar muchos más daños que uno de categoría 5, pero que afecte a una zona despoblada.

-Además, a medida que un ciclón tropical se organiza, pasa por dos categorías iniciales. Estas no están contenidas dentro de la Escala de Huracanes de Saffir-Simpson, pero clasifican a un ciclón tropical en formación y se utilizan como categorías adicionales a la misma. 

-Los huracanes comienzan como perturbaciones tropicales en las aguas oceánicas cálidas con temperaturas de la superficie de al menos 26.5 grados Celsius. 

-Estos sistemas de baja presión son alimentados por la energía de los mares cálidos. 

-Una depresión tropical se convierte en una tormenta tropical, y se le da un nombre, cuando sus vientos máximos sostenidos velocidades de 63 kilómetros por hora. 

-¿Qué hacer en caso de un huracán?

-La mejor defensa contra un huracán es un pronóstico exacto que da a la gente tiempo para salir de su camino. 

-El Centro Nacional de Huracanes informa sobre las tormentas que pueden poner en peligro a las comunidades, y las advertencias de huracán para las tormentas que tocará tierra en 24 horas.

-¿Cuáles son las regiones de huracanes?

     -Como ya te expliqué, los huracanes se forman en unas zonas determinadas del mundo. Así como existe la Cuenca del Atlántico se pueden encontrar otras 6 cuencas o áreas en las que se forman ciclones tropicales. 

Norte de la Cuenca del Atlántico. Está compuesta por el océano
Atlántico, el golfo de México y el mar Caribe. Es el lugar donde surgen
los huracanes que afectan ocasionalmente a Costa Rica. Esta cuenca ha
sido testigo de algunos huracanes famosos como Gilbert, Mitch o Katrina,
que se han retirado de las listas de nombres de huracanes para que no se
repitan en los huracanes del futuro. Las zonas de formación de
depresiones tropicales en la Cuenca del Atlántico cambian con respecto al
mes del año y varía mucho de una temporada a otra, oscilando entre una
veinte al año, con una media general de 10. A veces esta media es
superada ampliamente, como en la temporada de huracanes del 2005, que
se registraron 28. La temporada aqui va del 1 de junio al 30 de
noviembre.

Noreste de la Cuenca del Pacífico: Es la segunda región más activa del
mundo y la más densa (mayor número de tormentas en una región más
pequeña del océano). Las tormentas aqui pueden afectar a México,
Hawai. El Centro Nacional de Huracanes establece la temporada del 15
de mayo al 30 de noviembre.

Noroeste de la Cuenca del Pacífico: es el lugar donde más huracanes se
forman, en comparación con el resto del planeta, con un promedio de 26
tormentas tropicales y 15 tifones al año. Las islas Filipinas son afectadas
por ciclones tropicales más que cualquier otro país en el mundo. Se
producen tifones practicamente durante todo el año, por lo que no existe
una temporada oficialmente establecida.

Norte del océano Índico: (incluyendo la bahía de Bengala y el mar de
Arabia): al contrario que el anterior, esta es la zona donde se forman el
menor número de ciclones tropicales (5-6 tormentas y 2-3 ciclones), sin
embargo pueden ocasionar gran destrucción cuando hacen impacto en
lugares como Bangladesh, causando miles de muertes. Se cree que un
ciclón que impactó Bangladesh en 1970 mató por lo menos 500,000
personas, convirtiéndose en uno de los peores huracanes de la historia y
en el más mortífero. En esta zona se produce un doble pico de actividad
en mayo y en noviembre, aunque se producen ciclones tropicales desde
abril hasta diciembre.

Suroeste del océano Índico (de África a 100° este): es una zona poco
documentada puesto que apenas existen datos sobre ella. La actividad
tropical producida allí afecta a Mozambique, Madagascar, Islas Mauricio
y Kenia.

Suroeste de la cuenca indo/australiana (100 °E-142°E): Esta cuenca y la
anterior tienen ciclos anuales de huracanes muy similares, comenzado a
finales de octubre principios de noviembre, alcanzando dos picos de
actividad (a mediados de febrero y a mediados de enero) y terminando en
mayo.

Cuenca australiana/suroeste del Pacífico (142°E-120°O): Allí la actividad
empieza a finales de octubre, principios de noviembre, llega al
máximo a finales de febrero principios de marzo y desaparece a principios
de mayo.

     -¿Cómo es la estructura de un huracán?

     -Las partes más importantes de un huracán son el ojo, la pared del ojo y las bandas de lluvia en espiral.

El ojo: Es un área de relativa calma en el centro de un huracán, que se
extiende desde el nivel del mar hasta niveles altos de la atmósfera y
está rodeado por una pared de cúmulo nimbos. En el interior del ojo no
hay nubes debido a que prevalecen los movimientos descendentes
(subsidencia). Este descenso del aire genera altas temperaturas y una
disminución de la humedad relativa.
La pared del ojo: Es la densa pared de cúmulo-nimbos que rodea al ojo.
Allí se encuentran dos fuerzas opuestas: la fuerza del aire que se mueve
hacia el centro y la fuerza centrífuga, hacia afuera. En la pared del ojo
se registran los vientos más intensos y allí se originarían los tornados.
Las bandas de lluvia en espiral. Las bandas de lluvia externas del huracán
pueden extenderse a varios cientos de kilómetros del centro. Estas
densas bandas de cúmulo-nimbos, que rotan lentamente en espiral en
sentido opuesto al de las agujas del reloj en el hemisferio norte, pueden
medir de unos pocos kilómetros a decenas de kilómetros de ancho y de 80
a más de 450 km de longitud.

-¿Cuál es la terminología de los huracanes?

        -Para poder entender mejor todo lo que se refiere a los huracanes es conveniente dar un repaso a algunas palabras importantes:

Ciclón: denominación de huracán en el Océano Índico.

Depresión tropical: se ha identificado como una zona de baja presión con
rotación circular de nubes y vientos hasta 38 metros por hora.

Deslaves: cualquier combinación de materiales tales como rocas, lodo,
árboles, ramas y otros objetos que son movidos y depositados por la
 creciente acción de la lluvia.

Efecto invernadero: aumento de la temperatura de un planeta provocado
por el calor solar retenido por los gases en la atmósfera, como así lo
hacen los vidrios de un invernadero. Los "gases del efecto invernadero"
más eficientes son el vapor de agua y el dióxido de carbono. Gracias al
efecto invernadero moderado hay vida sobre la Tierra. El efecto
invernadero descontrolado provoca grandes desajustes climatológicos en el
planeta y es causante de múltiples desastres naturales.

Onda tropical: vaguada de baja presión en el flujo de los vientos alisios
con movimiento al oeste. Los nublados y la lluvia se observan, por regla
general, detrás del eje de la onda.

Presión atmosférica: la presión atmosférica es el peso del aire sobre
la superficie terrestre. La atmósfera pesa a una media de 1013 milibares 
(o 1013 hectopascales) al nivel del mar, aproximadamente una tonelada
por centímetro cuadrado. Pero cuando el aire está frío desciende, 
haciendo aumentar la presión y provocando estabilidad. Se forma
entonces un anticiclón térmico. Cuando el aire está caliente asciende,
haciendo bajar la presión y provocando inestabilidad.

Satélites espaciales meteorológicos: es un satélite diseñado
exclusivamente para recepción y transmisión de información
meteorológica. Los datos que proporciona son en su mayoría
en tiempo real, especialmente imágenes. Existen dos clases de ellos, los
geoestacionarios y los polar sincrónicos.

Tifón: nombre que reciben los huracanes en las costas del Pacífico
Tropical Occidental.

Tormenta tropical: ciclón tropical con vientos máximos sostenidos entre
62 km/h (34 nudos) y 117 km/h (63 nudos). Cuando llega a este punto el
sistema recibe un nombre para poder identificarlo y seguirlo.

Willy-Willy: denominación de los huracanes específica de las costas de
Australia.

——————————————————————