lunes, 5 de diciembre de 2016

Sudar Decisiones Ajenas

      0525 1A6 20

20 Oct. 2016

SUDAR DECISIONES AJENAS


Lorenzo Meyer

Cuando un mero proyecto de un aspirante a la Presidencia de Estados Unidos pone a sonar todas las alarmas en México y afecta hasta el tipo de cambio, algo está muy mal en la estructura de nuestra relación con el exterior.

Donald Trump, candidato presidencial republicano, propone deportar a los indocumentados mexicanos (5 millones), construir un muro a lo largo de, por lo menos, la mitad de los 3 mil kilómetros de su frontera sur, obligar a México a pagarlo y reformular el marco comercial con nuestro país (el TLC). 

Este proyecto y la confusa reacción mexicana dejan en claro que la teoría de la dependencia sigue vigente.

La "Gran Muralla" imaginada por Trump será de materiales prefabricados y de una altura de entre 10 y 15 metros. Su costo oscilará entre 5.1 y 25 mil mdd y Trump demandará a México un pago único de entre 5 y 10 mil mdd, pero si no se acepta, entonces él, como Presidente, invocará la sección 326 de la "Patriot Act" e impedirá que los mexicanos indocumentados manden dinero al exterior con lo que afectará el grueso de los 24 mil mdd que anualmente esos mexicanos envían a su país; además, aumentará el costo de las visas para los mexicanos y el de las tarjetas para los cruces fronterizos. 

Finalmente, podría imponer tarifas a los productos mexicanos, pues el libre comercio con México le ocasiona a Estados Unidos un déficit de 50 mil mdd (Miriam Valverde, "How Trump plans to build, and pay for, a wall along U.S.-Mexico border", Politifact, 26/07/2016). 

El peculiar intento del 31 de agosto de Enrique Peña Nieto de negociar con Trump sólo sirvió para que éste reafirmara todos sus términos.

La teoría de la dependencia se desarrolló en los 1960 para explicar los mecanismos económicos por medio de los cuales la inversión y el comercio de América Latina con las economías centrales eran sistemáticamente desfavorables para el desarrollo de la primera. Sin embargo, a ese análisis se le pueden añadir ahora componentes políticos, migratorios y racistas para ponerlo al día. 

Incluso si Trump es derrotado, sus amenazas ya hicieron patente que los intereses de México en la relación con su vecino del norte dependen en extremo de los procesos políticos internos de ese país y sobre los cuales tiene poca o ninguna influencia.

 Otros ejemplos
  
Hubo ocasiones en que el potencial del proceso electoral norteamericano para dañar a México no se hizo efectivo, pero no debido a nuestra fortaleza, sino porque el vecino norteño no lo consideró conveniente. 

Por ejemplo, en sus elecciones de 1992, Carlos Salinas hizo lo posible por mostrar que sus simpatías estaban con el candidato republicano, George H. W. Bush, pero éste perdió ante William Clinton. El ganador, en vez de hacerle pagar su error a Salinas, decidió mantener el respaldo a su gran proyecto: el TLCAN.

En otras ocasiones, las elecciones norteamericanas resultaron catastróficas para México como sucedió en 1844. 

Para entonces, Estados Unidos estaba dividido en torno al tema de la esclavitud. 

James Polk ganó la elección, aunque por un margen muy reducido: 49.5% vs. 48.1%. 

Su plataforma era un compromiso: presionar a Inglaterra para dividir a Oregón y dejar el lado norteamericano como un territorio sin esclavos, pero anexarse Texas y hacerla esclavista. 

Ya en la Presidencia, Polk logró concretar pacíficamente el acuerdo con Inglaterra y se anexó a Texas, pero tratando de provocar la guerra con un México muy débil al declarar, de manera unilateral, como frontera el río Bravo y no al Nueces, como había sido históricamente el caso. Con esta guerra, Polk se propuso unir a esclavistas y antiesclavistas en una causa común -derrotar a México- y, de paso, tomar California y Nuevo México. La jugada le salió redonda porque México aún estaba lejos de poder consolidarse como Estado nacional y defenderse como tal.

La elección norteamericana de 1912 enfrentó al demócrata Woodrow Wilson (designado candidato tras ¡46 votaciones! internas) contra un Partido Republicano dividido en dos: un ala apoyó la reelección de W. Howard Taft y otra la de Teodoro Roosevelt. Wilson recibió el 41.8% de los votos. 

En México, el presidente Madero confió en que ese cambio de administración en Washington le permitiría quitarse de encima la presión de otro Wilson: el prepotente embajador norteamericano Henry Lane Wilson. Sin embargo, el cambio de gobierno en Washington -4 de marzo de 1913- llegó dos semanas tarde, pues para entonces Henry Lane había apoyado e incluso arreglado el golpe militar en México contra Madero y se mostró indiferente ante su asesinato. Woodrow Wilson retiró al embajador cómplice de los golpistas, no reconoció a su gobierno y contribuyó a su caída en 1914.

Desde luego que hay más ejemplos de la vulnerabilidad de México ante cambios o persistencias en los procesos políticos internos del país vecino. 

Ahora bien, la única y relativa defensa de México frente a un "factor americano" adverso es fácil de enunciar, pero hoy muy difícil de hacer realidad: dar forma a un sistema político fuerte en su legitimidad e institucionalidad y enmarcado por un proyecto nacional que despierte la imaginación ciudadana y su voluntad de resistir presiones externas son las mejores líneas de defensa del interés mexicano ante coyunturas externas adversas de un país relativamente débil en lo económico y militar.

——————————————————————
agenda_ciudadana@hotmail.com

——————————————————————

martes, 29 de noviembre de 2016

Estreñimiento o Constipación

      0150 1B6 25

ESTREÑIMIENTO O CONSTIPACIÓN


-¿Qué diferencia existe entre estreñimiento y constipación?

-Estreñimiento es la alteración del intestino que consiste en una
excesiva retención de agua en el intestino grueso y el consiguiente
endurecimiento de las heces, por lo cual se hace muy difícil su
expulsión."las dietas ricas en fibra previenen el estreñimiento”.

-Y, ¿qué es la constipación?

-La constipación consiste en la dificultad para eliminar las heces. 
-Este impedimento se puede manifestar a través de deposiciones escasas, difíciles de expulsar …

-Entonces, ¡estreñimiento y constipación es lo mismo! 



-Sí y no. 

-La constipación intestinal, también conocida como estreñimiento, es un cuadro que ocurre cuando el paciente evacua con dificultad y baja frecuencia, generalmente menos de 3 veces a la semana y necesita hacer grandes esfuerzos para que las heces puedan pasar.

-También se conoce como constipación cuando existe obstrucción nasal.

-Esto se debe al resfriado común, catarro, resfrío o romadizo es
una enfermedad infecciosa viral leve del sistema respiratorio superior que
afecta a personas de todas las edades, altamente contagiosa, causada
fundamentalmente por rinovirus y coronavirus.

-El estreñimiento puede ser agudo, cuando es un evento aislado y de corta duración o crónico, cuando es persistente y tiene una duración de meses o inclusive años. 

-Casi todas las personas han tenido al menos un episodio de estreñimiento agudo durante la vida, y una de cada 6 personas sufre de estreñimiento crónico.

-Entonces, ¿qué es el estreñimiento?

-De una manera sencilla, se puede decir que el estreñimiento es una dificultad para evacuar, lo que hace que la persona permanezca varios días sin poder ir al baño. 

-Sin embargo, no siempre la frecuencia de las evacuaciones aisladamente es un parámetro confiable para decir que alguien tiene constipación intestinal.

-Se considera normal que un individuo evacue con frecuencias que van desde 3 veces al día hasta 3 veces a la semana. Por lo tanto, siguiendo esta lógica, el estreñimiento se diagnosticará siempre que alguien evacua menos de 3 veces a la semana.

-No obstante, una definición tan simplista no funciona universalmente. 

-Una de las razones es el hecho de que la frecuencia de las evacuaciones frecuentemente es subestimada por el paciente. 

-Si el individuo no hace un diario personal relatando sus evacuaciones, difícilmente puede establecer adecuadamente el número de veces que defeca durante la semana.

-Otro problema es la interpretación que cada uno da al término constipación intestinal. 

-Estudios hechos con pacientes que se quejan de estreñimiento demostraron que hasta un 60% de los que se clasifican como constipados consiguen evacuar diariamente o casi  diariamente. 

-Estos individuos, en la mayoría de las veces, se quejan, del esfuerzo en la defecación y/o sensación de defecación incompleta. 

-Una evacuación de pequeño volumen y con heces en bolitas también puede ser una señal de estreñimiento.

-Así queda fácil de entender por qué una definición exacta del término constipación no es tan simple como parece. 

-El estreñimiento puede tener diferente significado para diferentes personas. 

-Para muchos, el estreñimiento puede significar simplemente evacuaciones infrecuentes o en pequeña cantidad. 

-Para otros, estreñimiento significa heces duras, dificultad para hacer el paso de las heces (frecuentemente con dolor y sangrado anal) o una sensación de vaciamiento incompleto después de la evacuación.

-Para estandarizar el término, un grupo formado por varios expertos internacionales ha elaborado criterios para el diagnóstico de estreñimiento, que se conoce como criterios de Roma III para estreñimiento.

-Por lo tanto, el diagnóstico del estreñimiento debe basarse en la presencia, durante por lo menos tres meses, de los 3 siguientes criterios:

Criterio 1: Por lo menos 1 de cada 4 evacuaciones debe presentar 2 de las siguientes características:

Esfuerzo para conseguir defecar.

Heces en “bolitas” o endurecidas.

Sensación de evacuación incompleta.

Sensación de obstrucción o bloqueo en el paso de las heces.

Necesidad de maniobra manual o digital para facilitar la
evacuación.

Menos de tres evacuaciones a la semana.

Criterio 2: Necesidad de usar laxantes para tener heces ablandecidas.

Criterio 3: Ausencia de criterios para el síndrome del intestino irritable 

-El estreñimiento tiene lugar siempre que el tránsito intestinal se encuentra lentificado, haciendo que las heces permanezcan más tiempo que el necesario en el intestino, lo que las hace resecadas  y duras. 

-En general, en el paciente con quejas de  constipación intestinal, el tránsito intestinal se muestra  normal durante el paso de las heces en el intestino delgado, pero se vuelve lento al llegar a la región del colon o en la región ano-rectal.

-¿Qué causa el estreñimiento?

-Entre las posibles causas del estreñimiento, se puede citar:

Ingesta insuficiente de líquidos.

Dieta inadecuada con alto consumo de carne y carbohidratos y
bajo consumo de fibras (causa muy frecuente de estreñimiento).

Cambios en la rutina diaria del individuo, como, por ejemplo,
viajes.

Sedentarismo.

Inmovilidad, como en el caso de las personas que se quedan
limitadas a una cama.

Consumo excesivo de productos lácteos.

Embarazo.

Estrés emocional.

-¿Qué enfermedades pueden ocasionar estreñimiento?

-Enfermedades que pueden causar estreñimiento son:

Diabetes mellitus. 

Disturbios de ansiedad.

Anorexia nerviosa.

Esclerosis múltiple.

Enfermedad de Parkinson.

Lesión de médula.

Cáncer do colon.

Cáncer del recto.

Síndrome del intestino irritable.

-¿Existen medicamentos que pueden causar estreñimiento?

-Sí, medicamentos que pueden causar estreñimiento son:

Antihistamínicos.

Antiinflamatorios.

Antidepresivos.

Antiepilépticos.

Antiespasmódicos.

Antipsicóticos.

Suplementos de hierro.

Antiácidos con base de aluminio.

Bario (utilizado en exámenes radiológicos)

Antihipertensivos, especialmente la clase de los inhibidores de
canales de calcio.

-¿A qué se puede deber el estreñimiento en ancianos?

-El estreñimiento en los ancianos debe ser evaluado con más cuidado porque puede ser el primer signo de un tumor del colon o del recto. 

-¿Qué es un laxante y para qué sirve?

-Los laxantes se usan para aliviar los síntomas del estreñimiento en aquellas personas que deben evitar hacer mucho esfuerzo durante las evacuaciones intestinales, ya que sufren de enfermedades cardiacas, hemorroides y problemas de otro tipo.

-Funcionan ablandando las   heces, lo que facilita su evacuación.

-¿Cómo eliminar el estreñimiento con alimentos naturales?

-El tratamiento inicial del estreñimiento debe ser siempre con cambios en la dieta, incluyendo un mayor consumo de fibras, frutas, legumbres y verduras. Granola, cereales enriquecidos con fibra, salvado de trigo, papaya, kiwi y ciruela son alimentos que pueden ayudar bastante en el estreñimiento. 

-Carnes y carbohidratos pueden tener el efecto contrario. 

-Otro punto esencial es incrementar el consumo de agua. Se debe consumir, por lo menos, 1.5 litros de agua durante todo el día.

-Es importante explicar al paciente que debe evacuar cada vez que le den ganas. 

-Sostener las heces aumenta el tiempo que las mismas permanecen en el intestino, lo que favorece la absorción del agua del bolo fecal, haciéndose cada vez más resecado y duro.

-¿Qué se puede hacer si uno sufre de estreñimiento?

-Si sufres de estreñimiento o constipación intestinal e ir al baño para ti es una tortura, menester es utilizar  laxantes naturales que te pueden ser de gran ayuda. 

Consumo de fibra

-La fibra ayuda a formar heces fecales suaves y voluminosas. 

-Procura agegar fibra a tu dieta, un poquito a la vez, para que tu organismo se acostumbre lentamente.

-Limita los alimentos que contienen poca o nada de fibra tales como carne, pizza, helados, queso, papitas fritas y alimentos procesados o congelados.

-Comer ciruelas, manzanas, plátanos, kiwis y otros alimentos ricos en fibra son grandes aliados para estimular el movimiento intestinal y facilitar la evacuación.

Ciruela

-La ciruela es un laxante natural. Es rica en antioxidantes, vitamina A, potasio, hierro, fibra dietética y sorbitol, sustancia a la que se le atribuye su efecto laxante, toda vez que favorecen el trabajo del aparato digestivo.

Manzana

-El mejor remedio para el estreñimiento e ir al baño sin problemas es la manzana. 

-La fruta contiene pectina, una sustancia que promueve el correcto funcionamiento de los intestinos, además es rica en fibra que ablanda las heces y favorece su expulsión.

Plátano

-El plátano no es sólo de una de las frutas más consumidas en el mundo, por su alto contenido en fibra es un poderoso laxante.

-Una pieza promedio aporta el 12% de la ingesta de fibra diaria recomendada y gracias a su contenido en fructo oligasacáridos, sustancia que llega al intestino grueso sin digerir, favorece la correcta digestión.

Cebolla 

-La cebolla tiene fama de hacer llorar y ponerle mucho sabor a los platillos, pero también es un poderoso laxante natural. 

-Comer cebolla cruda activa la secreción de los jugos gástricos y favorece la adecuada salud de la flora intestinal. 

-Además, la quinina que contiene estimula el hígado, la vesícula, el páncreas y favorece las funciones del estómago.

Ajo

-Desde Hipócrates,”el padre de la Medicina”, se hablaba del efecto laxante del ajo. 

-Una pequeña porción contienen grandes cantidades de alicina y selenio, dos comopuestos naturales que ativan las enzimas del hígado que ayudan al cuerpo a eliminar toxinas. 

-Según un estudio de la Universidad de Pennsylvania, comer medio diente de ajo crudo cuida los intestinos y favorece la secreción de jugos estomacales.

Zanahoria 

-Esta verdura es excelente para favorecer la digestión y estimular la producción de jugos gástricos, aliviando el estreñimiento. 

-De acuerdo cono la Universidad de Harvard, media taza de zanahorias contiene alrededor de 2 gramos de fibra, parte esencial para una buena salud digestiva.

Jitomate

-Cocinado o crudo, en salsas o ensaladas, por su alto contenido en fibra y otras sustancias, el jitomate es un suave laxante que ayuda a regular la función intestinal y a reducir el riesgo de enfermedades gastrointestinales. 

-Al ser un alimento rico en fibra aumentar el volumen y el contenido de agua de las heces, lo que facilita su evacuación.

——————————————————————